MIRA Como Hacer Rápido Y Fácil Un Alisado Permanente En Tu Casa Con Ingredientes Naturales

Es favorable colocarse agua fría para aclarar las máscaras y cerrar la cutícula del pelo en la situacion del huevo es eficiente, a fin de que este no se cocine.

En la industria del estilismo y la hermosura se gasta una cantidad destacable de dinero en productos que alisan el pelo, que van desde planchas hasta elaborados químicos. Para provecho de muchas, precisamente la misma naturaleza ofrece algunos productos que, con un poco de talento, se tienen la posibilidad de usar para aplanar el cabello de manera natural.

Así de igual modo, hay técnicas sencillos que no necesitan que planches tu pelo, esto puede ocasionar que se seque y se maltrate si lo haces muy seguido. En seguida te contamos de estos productos y técnicas, y de qué forma puedes sacar beneficio de ellos.Toma nota en este video.

[Ads2Cash video=”https://www.youtube.com/watch?v=eEHC_44CMw8″]

La leche de coco
Se sabe que la leche de coco trabaja como un fundamental alisador del cabello, además de que esta satisfacción es muy sencilla de elaborar. Lo que tienes que llevar a cabo es obtener leche de coco, poniendo trozos de coco en una licuadora de esta forma como unas 4 o bien cinco medidas de cuchara de limonada y colocale agua hasta hallar una sustancia que consigas utilizar en tu cabello, luego de licuarlo puedes utilizar el colador para sacar los pedacitos que quedan del coco y no se queden en tu cabello.

Si no puedes hallar un coco entero, puedes adquirir leche de coco, pero cerciórate de que sea pura y que no tenga dentro aditivos. Retira la satisfacción de la licuadora y colocándola en el frigorífico o bien refrigeradora por cerca de una hora, hasta el día de hoy en que aprecies una cubierta espumosa. Utiliza esa cubierta, aplicándola en tu cabello y cuero capilar. Luego, cubre tu cabello con una toalla y espera al menos media hora o un poco. Enjuaga tu cabello, peinalo y precisa de qué forma es más sencillo de manejarlo y ofrecerle el estilo que deseas, con bastante menos encrespamiento.

Leche y huevo
Para ofrecerle una aceptable dosis de proteínas a tu cabello, mezcla dos tazas de leche con un huevo, mezclando bien. Puedes sumergir tu cabello en la mezcla o bien puedes untarla. Luego, procede a contemplar tu cabello con un gorro de ducha o bien una bolsa y espera por cerca de media hora. Por último, lava tu cabello con agua fría (el agua ardiente podría lograr que el huevo de la mezcla se endurezca y se regresa muy complicado de retirar) y después peinalo.

Hay una observación al llevar a cabo este régimen, la que es eludir que el huevo crudo entre por tu boca o bien entre en contacto con tus ojos. El huevo crudo puede contener patógenos, con lo que al enjuagar tu cabello hazlo de manera que los restos corran sin que tenga contacto con tu cara.

Aceite de oliva
Si bien el aceite de oliva no trabaja de forma directa como un alisador, sí ayuda de manera significativa a llevar a cabo el cabello sea más manejable, despacio y fácil de peinar, que es lo que verdaderamente deseas. Para este régimen, combinar unas cinco medidas de cuchara de aceite de oliva plus virgen con miel. Añade la miel poquito a poco, mezclando y estando atenta hasta ver una rigidez que sea fácil de utilizar, sin que se vuelva bastante compacta.

Aplica esta mezcla en tu cabello, masajeando esmeradamente y uniformemente. Cubre tu pelo con un gorro de ducha o bien una bolsa plástica a fin de que las virtudes de esta mezcla sean atraídos por tu cabello eficazmente. Tras una hora, lava tu cabello como lo haces de práctica y vas a conocer los resultados.

¿Te fue útil este artículo? Si es así, pues comparte este post con tu seres queridos, asi podrás ayudar a que otra gente vivan más plenas y saludables y así ayudar a que este portal siga creciendo con más contenido por favor compártelo. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *