Trucos para poder bajar de peso sin hacer dieta

Loading...

Si las dietas estrictas y de escasas calorías no son para ti, ni tampoco tienes tiempo ni ganas para largas sesiones de ejercicios, aún te quedan opciones: hacer cambios sutíles en tu nutrición para ir bajando de peso, de manera más modesta pero más segura a la larga. Para guiarte en el desarrollo, te recomendamos las siguientes sugerencias: TOMA NOTA.

La mayoría de las dietas restan comestibles. Pero en este momento tú vas a agregar, pero no algún cosa, sino comestibles que te ayuden a conseguir tu propósito. Agrega a tu cena de hoy los dos vegetales o verduras que más te gusten (espinaca, calabacines, zanahorias, coliflor) a tu parte de proteína (una pechuga de pollo, o carne, por ejemplo). Como los vegetales tienen dentro fibra te vas a sentir más satisfecha(o) con menos calorías. Impide aderezos ricos en cremas. En su lugar, aderézalos con un chorrito de limón, o una vinagreta rápida. Sigue en pié agregando comestibles saludables a tus menús (más vegetales frescos, más fruta natural, más arroz integral). En este otro artículo de Vida y Salud vas a aprender que es viable adelgazar comiendo más.

No te prives de los comestibles que te agradan, pero con moderación. Sírvete una parte y no repitas, fundamentalmente si es un plato de prominente contenido calórico. Tampoco tienes por qué renunciar entre otras cosas a ese postre exquisito que prepara tu abuela, pero confórmate con unos cuantos cucharaditas.

Reemplaza los elementos por algo más rápido. ¿Te encanta la pasta? Sírvela con salsa de tomate en vez de la salsa Alfredo, más alta en calorías. Sigue las hamburguesas con ruedas de tomate y hojas de lechuga en vez de queso derretido. O sirve una papa asada con crema agria sin grasa (o yogurt desgrasado) y baja en calorías en vez de mantequilla, arroz salvaje (silvestre) en vez de arroz blanco o un coctel de frutas naturales en vez de las enlatadas que vienen en medicamento. ¿Ves la distingue? Si aprendes a sustituir los elementos de manera capaz, tendrás la posibilidad de continuar comiendo los platillos de siempre, pero más rápidos y no vas a sentir que te estás sacrificando. En este otro artículo de Vida y Salud te ofrecemos técnicas para cocinar con menos grasa.

No te saltes comidas. Cuando comes muchas veces (en reducidas proporciones, se entiende), el metabolismo se hace más rápido y se queman muchas más calorías que si pasas horas y horas sin consumir alimento (lo exclusivo que se consigue con esta práctica es frenar el metabolismo, precisamente lo opuesto de lo que te conviene, que es “quemar” los depósitos de grasa de reserva).

Además de tu desayuno, el almuerzo y la cena, tiene planeado dos meriendas ligeras (que tienen la posibilidad de ser un puñado de nueces, un ramito de uvas, un yogur bajo en calorías o una barrita de energía de 90 o 100 calorías). Planifica el horario de la cena para que no te acuestes sin llevar a cabo la digestión. Si tienes hambre antes de acostarte, olvídate del helado o algún alimento azucarado. En su lugar, come una rodaja de pavo magro o un puñado de frutos secos. Tiene planeado tus menús teniendo en cuenta la consistencia energética de los elementos y de esa forma puedes limitar los que tengan más calorías.

. Disminuye el azúcar. La consumimos no únicamente en los postres, sino en enormes proporciones en las bebidas, Si no puedes prescindir del azúcar, utiliza únicamente media cantidad que les añades comunmente.

. Limita el consumo de alcohol. El alcohol tiene dentro más calorías por gramo que los hidratos de carbono y las proteínas, por eso utiliza tu fuerza de intención para limitarte a una copa de vino u otro tipo de trago.

Día a día y de a poco vas a ver como la ropa te va quedando más rápida y suelta y sucede que has empezado a perder todo ese peso que tienes de sobra, sin bastante esfuerzo y sin nombrar la palabra dieta. ¿Cuándo te atreves a comenzar? No lo supongas dos veces: te vas a ver mejor y vas a estar dando un gran salto de adelanto en el precaución de tu salud.

¿Te fue útil este artículo? Si es así, pues comparte este post con tu seres queridos, asi podrás ayudar a que otra gente vivan más plenas y saludables y así ayudar a que este portal siga creciendo con más contenido por favor compártelo. Gracias.

Loading...

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *