Llegaste a tu peso ideal? Estas son claves para evitar el efecto rebote

Loading...

Hay bastante gente que a fuerza de llevar a cabo dieta de un método persistente obtuvieron el efecto opuesto al deseado: en vez de adelgazar han cogido kilos de más. Primero se privan, después vuelven a comer, pierden peso y lo ganan otra vez. Ése fenómeno es lo que se conoce como “efecto yoyó”, algo que, lamentablemente, es tan recurrente como el hecho de llevar a cabo dieta. Por eso, te ofrecemos algunos consejos y trucos para evadir que pierdas el control de tu peso

Tras llevar a cabo un sobrehumano esfuerzo por adelgazar y estar especial en verano, llega el incesante temor a volver a coger peso y sentir que sacrificio no ha servido para nada. Es lo que se conoce como efecto yoyó: dejamos de llevar a cabo dieta y tras tantas privaciones llegan los antojos y, otra vez, los kilos de más. Esto se origina por que cuando hacemos dieta y nos privamos de comida no nos encontramos verdaderamente aprendiendo a comer de manera balanceada por lo cual, cuando dejamos de limitar nuestra nutrición, volvemos a caer en los fallos de siempre. Para ofrecerte varios consejos acerca de cómo evadir el efecto yoyó, primero vamos a enseñarte en 10 gráficas imágenes que es eso de caer en los fallos de siempre.

Consejos para evadir el efecto yoyó

Estos consejos se fundamentan en regirse por las leyes de la lógica, que olvidamos frecuentemente cuando nos encontramos desesperadas por bajar de peso. De igual modo debemos estudiar a comer de manera balanceada y más que nada de manera correcta. Por lo tanto:

Nada de privaciones desmesuradas. No cedas frente los cantos de sirenas que garantizan resultados sensacionales en breve. Es verdad que los resultados se dejarán ver con eficacia en la balanza pero a la larga vas a ser tú quien salga perdiendo.

Una dieta por fases. Para no forzar el organismo y que aprenda a ajustarse a los cambios que le imponemos es preferible continuar un programa de adelgazamiento que consista en numerosas fases progresivas. ¡Mala suerte si les se ve largo! Con el tiempo, cuando mires que consigues estar en tu peso ideal, lo agradecerás.

La seguridad es fundamental. Si retomas la nutrición recurrente de golpe, el cuerpo guardará una más grande proporción de comestibles. La más reciente etapa de la dieta, la llamada “de estabilización”, es fundamental y no debe tomarse a la ligera: se utiliza para seguir estando en el peso alcanzado por un largo tiempo.

Nada de saltarse las comidas. Saltarse las comidas, igual que las dietas draconianas, provoca que el cuerpo almacene. De esto viene que cuando no ingerimos nada en todo el día, seamos capaces de abalanzarnos sobre lo primero que encontremos en el momento de cenar. Y ¿qué pasa? Que engordamos.

Un poquito de comida balanceada, por favor. Esto no supone que destierres las salsas o el queso de tu vida, pero en lugar de incluirlo tan comunmente en pizzas o quesos, ¿por qué no te preparas una exquisita ensalada? Las hay variadas, exquisitas, y vas a estar comiendo muchísimo más sano: ¡toma nota!​

¿Te fue útil este artículo? Si es así, pues comparte este post con tu seres queridos, asi podrás ayudar a que otra gente vivan más plenas y saludables y así ayudar a que este portal siga creciendo con más contenido por favor compártelo. Gracias.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *