Solo con una silla haciendo esto rebaje toda la panza y elimine toda la grasa de mi abdomen

Loading...

Para nadie es un misterio que llevar a cabo ejercicios revitaliza nuestra salud. Esta clase de ocupaciones libera hormonas que eliminan el estrés, distraen nuestra cabeza y nos hacen sentir mejor.

Por otro lado, la sola iniciativa de tener que adquirir caros aparatos nos quita el ánimo de ejercitarnos.

Por otro lado, varios no tienen la posibilidad de apartar tiempo para ir al gimnasio regularmente. Sin embargo, te alegrará entender que, si en el hogar tienes una silla, tienes un gimnasio para el abdomen 100% efectivo.


Muchas ocasiones pensamos que, a menos que tengamos una rutina de ejercicios de una hora, no hacemos nada. Pero esta iniciativa no podía ser más errónea de lo que ya es. Si dividimos nuestra rutina en 3 o 4 sesiones, conseguiremos los mismos resultados. Además, ten en cuenta que 15 minutos de ejercicio es preferible que nada. En este texto te exponemos 5 ejercicios que tendrás la posibilidad de llevar a cabo en tu casa con ayuda de una silla.

Ejercicios para el vientre en casa

Rutina número 1

Esta rutina radica en sentarte en la punta de la silla con tus pies justo adelante. Ahora, te colocas las manos en las orejas. En este momento, levantas una rodilla y bajas el codo del lado opuesto, intentando de júntalos. Terminando, retomas la posición inicial. Lo mismo tienes que llevar a cabo para el lado opuesto, intercambiando de lado con cada repetición. Al llevarlo a cabo, vas a tener que sentir que tus abdominales inferiores son trabajados. Recuerda estar haciendo presión a tus abdominales mientras haces el ejercicio. El total de repeticiones es de 20 ocasiones para cada lado y un descanso de 1 a lo largo de las 3 o 4 sesiones que realices.

Rutina número 2

Para este ejercicio vas a tener que sentarte en una silla y ubicar tus manos en cada lado de la silla. En este momento, tienes que intentar subir tu cuerpo haciendo fuerzas con tu vientre y brazos. Una vez en el aire, levanta tus rodillas acercándolas a tu pecho. Recuerda estar haciendo fuerzas con tu abdominales. Permanece en esa posición unos segundos hasta que tu cuerpo resista y regresa a tomar taburete. Dicho ejercicio lo tienes que hacer por precisamente 15 minutos corridos a lo largo del día.

Rutina número 3

Toma una silla y siéntate en el borde del frente con tus pies sutilmente libres. En este momento, estira los brazos perpendiculares al cuerpo (como las alas de un ave). Ahora, con una de tus manos tocas la punta del pie del lado opuesto sin doblar el codo. Oséa, con tu brazo derecho, tocas el pie izquierdo. Haz lo mismo con el brazo opuesto, repitiendo 20 ocasiones para cada lado y descansando 1 minuto entre cada sesión (3 o 4).

¿Te fue útil este artículo? Si es así, pues comparte este post con tu seres queridos, asi podrás ayudar a que otra gente vivan más plenas y saludables y así ayudar a que este portal siga creciendo con más contenido por favor compártelo. Gracias.

Loading...

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *