INCREIBLES BENEFICIOS DE CAMINAR DESCALZO

Este hábito es preferible de lo que seguro piensas, más que nada si nos quitamos el zapato en superficies naturales. El contacto con la naturaleza no tiene precio. Es exacto acercarnos cada vez más con la madre tierra y el color verde para estar más felices y relajados.

Caminar descalzo por algunas horas al día en una área limpia como es el interior de nuestra casa o el propio patio tiene provecho para la piel, nos ayuda a reposar de los zapatos ajustados y los tacones en la situacion de las mujeres. Si caminam

La gente están diseñadas para caminar sin zapato en la naturaleza. Por esto es que se aconseja ir de vez en cuando a un parque, al campo o a la playa para tener contacto con lo verdaderamente natural que hay. Ir sin zapatos optimización la circulación de la sangre y fortalece los pies. Facilita que la sangre se impulse de mejor forma hacia el corazón.

Lo mejor es caminar descalzos una hora por día, si es en un ámbito natural, bastante superior. Si se vive en la localidad, por lo menos llevarlo a cabo en el hogar. Si hace frío, unos calcetines tienen la posibilidad de asistir, aunque es más aconsejable andar sin nada que nos logre apretar o no aceptar que los dedos o tobillos se muevan libremente. Por lo menos pisar una alfombra puede asistir. Un óptimo ejercicio es andar de puntillas y después sobre los talones, para hacer mas fuerte los pies. Y si hacemos deporte, es una aceptable iniciativa evaluar si se puede entrenar descalzos.

Les en la arena fina, vamos a estar masajeando los pies, relajando los músculos y además liberándonos de impurezas. ¡Es como si fuéramos a un centro de hermosura y aprovecháramos las virtudes de la exfoliación!

Es exacto tomar en cuenta que cuando nos descalzamos todos los días, la piel está desprotegida y más expuesta a diferentes medios (lo mismo que sucede con las manos o el rostro). Es posible que se deshidrate y reseque. Y acordarse que el contacto con el suelo nos acerca a los gérmenes, la mugre y los residuos. Por esto es que se requiere cumplir con una rutina de limpieza día tras día e hidratación por lo menos tres ocasiones a la semana.

Desde el criterio óseo, andar descalzos es muy bueno para hacer mejor la composición anatómica y los procesos mecánicos del cuerpo. Si caminamos sin zapato por superficies rugosas y sin inclinación del costado, el pie se adaptará a ese medio y además va a hacer un trabajo diferente al que está habituados en el instante que está dentro de un zapato. Además se puede caminar descalzo por superficies inclinadas, pero siempre haciéndolo con bastante precaución para evadir las sobrecargas musculares en las rodillas, la cadera, la columna y los glúteos.

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *