Cómo Activar Las Hormonas De Adelgazamiento Para Derretir La Grasa

Las hormonas son mensajeros químicos que administran las funcionalidades del cuerpo. Las primordiales hormonas sexuales en las hembras y los machos son los estrógenos y la testosterona, con respeto, pero hay muchas otras hormonas que administran el cuerpo.


Se va a hacer una gran diferencia en tu salud cuando sepas como trabajan las hormonas.

Algunas administran el hambre y la pérdida de peso. Estas son la insulina, el cortisol, y la leptina. El avance de algunos hábitos puede incrementar las hormonas que se usan en el control del hambre y la pérdida de peso.

La mayoría de la gente relacionan la insulina a la diabetes. Esto es ya que la determinación de si el azúcar en la sangre se usa para conseguir energía inmediata o almacenada como grasa. Los escenarios de insulina están de forma directa influenciados por lo que comes y cómo se come. Al comer bastantes carbohidratos una cantidad enorme de insulina se produce y las células no tienen la capacidad de absorber, por lo que el hígado lo transforma en grasa.

Con el objetivo de vigilar los escenarios de insulina que necesitas, puedes comer pequeñas comidas que tienen dentro verduras, carnes magras y granos ricos en fibra cada 2-3 horas; evadir el pan blanco, azúcar blanca, pasta blanca, y los comestibles enormemente procesados.

El azúcar en la sangre se ve afectado por el cortisol, una “hormona del estrés”. Por otra sección, regula el metabolismo y controla la estabilidad de sal y agua. Cuando te encuentras estresado el cortisol estimula al cuerpo a guardar grasa cerca de los órganos vitales.

El desarrollo libera ácidos grasos peligrosas en la sangre y después aumenta los escenarios de colesterol y de insulina. Con el objetivo de vigilar los escenarios de cortisol, tienes que tomar un recorrido durante la hora del almuerzo, comer lentamente, achicar la cafeína y tener un mínimo de 7 horas de sueño.

La grasa corporal y la obesidad están de forma directa similares con la hormona llamada leptina, la “hormona del hambre”. Esta se libera de las células de grasa; su poder es tan enorme que puede perjudicar en el momento en que tu cuerpo necesita para sentirse saciado en el extenso período.

¿Te fue útil este artículo? Si es así, pues comparte este post con tu seres queridos, asi podrás ayudar a que otra gente vivan más plenas y saludables y así ayudar a que este portal siga creciendo con más contenido por favor compártelo. Gracias.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *