CÓMO PODEMOS CURAR O BAJAR LA HINCHAZON DE UN ORZUELO

Aunque pueda parecer que proliferan sin causa aparente, los orzuelos se deben a una infección bacteriana en el párpado -inferior o superior- que genera una protuberancia muy incómoda y en oportunidades dolorosa. Es por ello que siempre hablamos de hallar fórmulas para eliminarlos o acelerar el proceso de curación para que duren menos tiempo del habitual. Si tú también padeces uno de estos bultos en los ojos, en un Como te brindamos algunos consejos acerca de cómo bajar la hinchazón de un orzuelo.


Instrucciones

En primer lugar, cabe destacar que una de las mejores formas para reducir la hinchazón de un orzuelo será la aplicación de calor sobre el ojo, para tratar así de “madurar” el orzuelo y se abra por sí solo. Entonces, nunca deberemos aplicar hielo u otros métodos de frío para intentar eliminar un orzuelo.

Una de las formas frecuentes de suministrar calor sobre el orzuelo será recurrir a las compresas calientes sobre el ojo. Para eso, puedes calentar agua en un cazo y, cuando se haya enfriado un poco, sumergir una gasa o paño limpio que deberás doblar después para usarlo a modo de compresa.

Así mismo, la manzanilla también será una aceptable fórmula para reducir la hinchazón del orzuelo y acelerar su ausentación, ya que esta hierba medicinal cuenta con propiedades antiinflamatorias. De esta forma, deberás infusionar flores secas de manzanilla o usar una bolsita preparada para infusión y dejarla reposar unos minutos para que enfríe un poco.

Estando todavía caliente, deberás ayudarte de una gasa o algodón empapado para aplicarlo sobre el orzuelo.

El médico puede recetarte también pomadas antibióticas que te ayudarán a bajar la hinchazón del orzuelo y eliminar la infección causada por las bacterias en el ojo. Deberás aplicarla con mucha precaución para evitar que entre en contacto directo con el ojo, ya que causaría picor e irritación.

Del mismo modo, será primordial tomar las medidas apropiadas para evitar el contagio del orzuelo a otros miembros de nuestro hogar o incluso de uno de nuestros ojos al otro. Por ello, no deberás comunicar toallas y demás utensilios de higiene personal, así como toma una consideración primordial el hecho de lavarse de manera correcta las manos antes de tocarse los ojos.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *