ESTOS SON ALGUNOS SÍNTOMAS DE UNA MALA CIRCULACIÓN SANGUÍNEA

Nuestro cuerpo tiene cinco litros de sangre que es transportada por las venas y las arterias hacia todos los órganos para darles nutrientes, hormonas y regular el PH. Una precisa circulación sanguínea es esencial para que todos los órganos funcionen con normalidad, con lo que una mala circulación alterará este transporte primordial y va a poder provocar daños graves en nuestros órganos y extremidades. Estos daños tienen la posibilidad de transformarse en anomalías de la salud crónicas si no nos ponemos en régimen, llegando a padecer adversidades renales o accidentes cerebro vasculares. Detectarlo a tiempo va a ser la preferible forma de comenzar a ponerle remedio. Para entender si sufrimos de esta dolencia, en un Como les vamos a contar cuáles son los indicios de mala circulación sanguínea.


Instrucciones

Las causas de una mala circulación se dan, más que nada, en personas con hábitos de vida sedentarios, gente con obesidad, esos que llevan a cabo una mala nutrición día tras día, personas que sufren hipertensión arterial, fumadores y mujeres embarazadas. De todas formas son los más propensos a padecer una mala circulación sanguínea, otros causantes tienen la posibilidad de causarla a alguno de nosotros, por eso es considerable comprender sus indicios.

Un primer síntoma que nos va a hacer suponer que poseemos una mala circulación es la cianosis, que es cuando percibimos un tono azulado en nuestra piel. Cuando alguna cierta parte de el propio cuerpo se regresa o adquiere este color, va a ser porque no está recibiendo la cantidad bastante de oxígeno que transporta la sangre.

Ante algunos de nuestros integrantes hinchados además tenemos la posibilidad de achacarlo a la mala circulación sanguínea, y es que al intentar bajar el fluido, el propio sistema circulatorio produce edemas, que no es más que líquido que se queda condensado en nuestras extremidades, como las manos o pies, haciendo aparente la mala circulación que padecemos. Si al apretar esta parte, la piel no regresa enseguida a su posición, tendremos la posibilidad de estar seguros de tener líquido por esta mala circulación.

Otro síntoma son la aparición de úlceras en las extremidades inferiores, en las piernas y en los pies se muestran manchas rojas que persisten. Tienen la posibilidad de ser de diferentes tamaños y van a ser una señal inequívoca de que poseemos una mala circulación sanguínea. Estas úlceras y cualquier herida tardarán muchísimo más en cicatrizar gracias a este inconveniente.

En la situacion de los diabéticos, es muy considerable que se tenga particular precaución con esto porque es una de las superiores causas de amputación. La aparición de varices también se asocian a este síntoma y son las venas que ya están debajo de la piel de la región de las piernas y tobillos que se hinchan gracias a la acumulación de la sangre en esa región por la mala circulación. En relación la postura en la que estemos, notaremos las varices más inflamadas y con más grande mal.

La piel seca, la pérdida de cabello y la debilidad en las uñas es un claro ejemplo de que el propio organismo no recibe la cantidad necesaria de nutrientes por medio de la sangre, por lo que es un síntoma muy aparente que nos va a estar detallando que tenemos la posibilidad de padecer de mala circulación sanguínea.

Otros síntomas de mala circulación de la sangre que notaremos van a ser los que nos afectan a nuestras tareas del día a día, como son:

Estreñimiento: al descender el ritmo del bombeo de la sangre en el cuerpo, esto perjudica a todos los sistemas, y uno de ellos el digestivo, con lo que iremos al baño con mucha menos continuidad.

Extremidades frías: se notarán las manos y los pies fríos gracias a la circulación lenta, debido a que no se regula la temperatura del cuerpo del mismo modo que cuando la sangre fluye con normalidad.

El sistema inmune empeora: estamos más débiles porque nuestros anticuerpos además van pausados, con lo que seremos más susceptibles de contraer más anomalías de la salud que cualquier otra persona.

Experimentar cansancio: al ser más lenta la circulación sanguínea, descienden los aportes que se suministran a los músculos, por lo que sentiremos cansancio, mal y agotamiento.

Los hombres tienen la posibilidad de presenciar disfunción eréctil porque la cantidad necesaria de sangre no llega al órgano reproductor de este.

El hambre disminuye y, con ello, el peso se ve alterado.

Problemas cognitivos: una mala circulación perjudica al cerebro, con lo que tenemos la posibilidad de ver que perdemos agilidad mental y nos descentramos con simplicidad.

Cosquilleo en las extremidades: este cosquilleo se sufre por el adormecimiento de estas partes del cuerpo al no recibir el fluído primordial de sangre en todo instante. Esta sensación dura solo unos minutos, pero lo tendrás la posibilidad de sentir en numerosas oportunidades durante el día. La satisfacción momentánea es colocarlas hacia arriba para que se mueva la sangre.

Este artículo es meramente informativo, en unComo.com no poseemos facultad para recetar ningún régimen médico ni hacer ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a asistir a un médico en la situacion de enseñar cualquier clase de condición o malestar.

¿Te fué útil este artículo? Si es asi, pues comparte este post con tu seres queridos, asi podrás ayudar a que otra gente vivan más plenas y saludables y así ayudar a que este portal siga creciendo con más contenido por favor compartelo. Gracias.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *