El mundo entero festeja esta noticia: Descubren cura para la diabetes

Una clínica valenciana asegura que ha logrado un 95 % de triunfo en la cura de la diabetes tipo 2 con una operación de bypass gástrico. Afirman el equipo del cirujano bariátrico y metabólico y responsable de la clínica Obesitas, José Vicente Ferrer, que ha consolidado un porcentaje de triunfo situado entre el 80 y el 85 por ciento en el régimen de la diabetes tipo 2, dando permiso inclusive evadir la utilización de insulina, por medio de una operación de bypass gástrico.diabeticLa clínica valenciana ha explicado en un aviso que, de esta forma, “mejora la calidad de vida del tolerante, aportando una más grande sensación de salud y limitando la utilización de la insulina”. Hablamos de una participación fundamentalmente indicada para pacientes de diabetes tipo 2, que facilita al tolerante suprimir la utilización de la insulina, siempre que la diabetes no tenga bastante más de diez años y la reserva pancreática sea bastante.Para este último aspecto, es requisito hacer un estudio detallado, y también un “test real” que facilita comprender precisamente cuál es la reserva pancreática y cómo responderá el páncreas a la operación.

En este contexto, la oportunidad de poder dejar la insulina es del 80 por ciento de las situaciones, mientras que la oportunidad de achicar claramente las entidades a administrarse es del 95 por ciento. Obesitas ha relevante, entre las primordiales virtudes de la cirugía metabólica, “la detención del desarrollo de envejecimiento acelerado a nivel micro y macro vascular que ocasiona la diabetes” y, por tanto, “todas sus probables adversidades futuras”.

¿En que radica?

El bypass tipo sadis radica, fundamentalmente, en hacer un estómago reducido y un bypass o derivación del duodeno y del íleon. Esta habilidad persigue que el alimento no pase por el duodeno y la sección primera del intestino angosto, lo que facilita al tolerante perder el peso de más.

La mayoría de los pacientes intervenidos consiguieron abandonar la clínica a las 48 horas de la operación, no requieren inyectarse insulina luego de la operación, y sin haber perdido peso aún, de manera importante, lo que garantiza su triunfo como participación frente a la diabetes. Esta operación de cirugía metabólica está indicada para pacientes que padecen diabetes, de aparición en la edad adulta, y asociada a un exceso de peso de bastante más de 20 kilos, comúnmente popular como diabesidad.

El Servicio de Cirugía explicado que la participación quirúrgica es semejante a la de la cirugía de la obesidad en la que se ejecuta un baipás gástrico. EFE El Hospital Clínico de Valencia ha implementado, de manera pionera, un software de cirugía metabólica o de la diabetes con el que se quiere corregir la diabetes tipo 2 fuerte a tratamientos con una participación quirúrgica a través de laparoscopia, semejante a la que se hace para combatir la obesidad.

El jefe del Servicio de Cirugía del Hospital Clínico, Joaquín Ortega, ha explicado que la participación quirúrgica es semejante a la de la cirugía de la obesidad en la que se ejecuta un baipás gástrico, de todas formas en esta situación los pacientes no son obesos mórbidos, sino con obesidad nivel 1. Aunque el propósito primordial es corregir la diabetes, de forma simultanea se consigue rebajar peso, tratar el colesterol, la hipertensión y también la apnea obstructiva del sueño.imgresLos pacientes a los que se les ejecuta esta participación son pacientes con diabetes tipo 2 refractaria, que muestran obesidad nivel 1, tienen una edad entre 18 y 50 años, diabetes de menos de cinco años de evolución, mal control médico de la diabetes y sepa de adversidades graves de la diabetes.

Hasta el instante se realizaron intervenciones en pacientes de obesidad grados 2 y 3 y los resultados“han demostrado una cantidades impactantes en la reducción de la diabetes, que se ha resuelto totalmente en más del 80 por ciento de los casos“. Ortega ha relevante que se esperan excelente resultados a corto período con este software, implementado en el Servicio de Cirugía en colaboración con Endocrinología.

La participación radica en hacer un baipás gástrico en el intestino para que de esta forma la comida no pase por el estómago y duodeno, y llegue, antes de estar totalmente digerida, al íleon. “Esto pone en marcha una serie de mecanismos hormonales, algunos de los cuales son aún parcialmente extraños, que disminuyen la resistencia periférica a la insulina, y hacen bajar el azúcar en sangre a valores básicamente normales”, ha explicado Ortega.

La participación, que se ejecuta a través de laparoscopia, posee una duración aproximada de 100 minutos, el tiempo de ingreso tiende a ser de tres días y el postoperatorio necesita de una convalecencia inferior a un mes. “Los resultados se empiezan a ver al día siguiente de la intervención”, según Ortega, quien ha agregado que el tolerante pierde peso y consigue el propósito de estabilizar la diabetes, con lo cual “se optimización la calidad de vida y aumenta el tiempo esperado de supervivencia”.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *