Un estudio revela que la reducción del consumo de bebidas azucaradas no tiene relación con una reducción de la obesidad

La organización entre el consumo de bebidas azucaradas y el peligro de obesidad fue desterrada por un estudio reciente de la revista ‘Nutrition Reviews’ que analiza el balance energético entre las calorías ingeridas y las gastadas por el organismo. Bebidas-gaseosas-700x298Las causas de la obesidad son complicadas y dependen de varios causantes, según el instructor Lluìs Serra-Majem, presidente de la Academia Española de Nutrición, por lo que afirma que”reducir la ingesta de azúcares por sí sola no achicara la incidencia de obesidad si no se sigue de programas correctos para cambiar el consumo y, especialmente, el gasto de energía”.

El instructor Serra, que recuerda que la obesidad es el resultado de un balance energético positivo continuado (en el que la ingesta total de energía sobrepasa el gasto energético total) valida con su opinión el estudio de ‘Nutrition Reviews’, cuyas conclusiones son semejantes al reporte que ya emitió otro exámen científico reciente anunciado en ‘Obesity Reviews‘. Durante esta exploración se observó que el peso corporal aumentaba cuando se incorporan a la dieta bebidas azucaradas, pero no se reducía cuando se suprimen de la dieta las bebidas azucaradas.

Asimismo, el estudio ‘La paradoja australiana: descenso destacable de la ingesta de azúcares en el mismo tiempo en que aumenta el sobrepeso’ demuestra que los esfuerzos por achicar la ingesta de azúcar no reducen la prevalencia de la obesidad.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *