Riesgos de bajar de peso muy rápido

Son tantas las declaraciones de publicidad de pérdida ligera de peso que por el momento no entendemos cuáles son las que verdaderamente trabajan.errores-perder-peso (1)Y cuáles son una patraña embaucadora que sólo busca sacarnos el dinero con promesas simples e incumplibles, pero maravillosamente disimuladas: “¡coma lo que usted desee y todavía pierda peso!, ¡pierda 10 libras (4,5 kgs) en diez días!, ¡baje una talla en un día!”.

Afirmaciones de esta presunción son habitualmente creídas por enormes cantidades de personas que llegan a gastar treinta y tres mil millones de  USD al año en esta clase de “productos”.

Pero, ¿son verdaderamente eficaces estos productos?, y ¿son seguros?, y lo verdaderamente importante: ¿cuáles son los peligros de conseguir lo que garantizan, esto es, perder peso en gran cantidad y de forma rápida?
Pero antes de ingresar en investigar las secuelas fisiológicas de esto, veamos algunas de las variedades accesibles en el mercado y sus categorías.

MÉTODOS DE PÉRDIDA DE PESO RÁPIDA

Píldoras de la dieta y suplementos

Son incontables los productos que dicen accionar acelerando la pérdida de peso, lo que logran, según cuentan, bloqueando la absorción de nutrientes (nada recomendable), creciendo el metabolismo o creciendo la quema de grasa.

Cremas y gadgets mágicos

Aquí cabe todo, debido a que no hay límite a la credulidad y a la fantasía del ser humano para elaborar sustancias que dicen tener esa aptitud.

Lo arriesgado es que la más grande parte lo hacen sin tener en cuenta cualquier dieta o ejercicio, con lo que como tendremos la posibilidad de abarcar, sus resultados, si es que los tienen, tienen la posibilidad de ser muy peligrosos y más que nada efímeros.

Dietas de hambre

Existen variantes de esta clase de dieta desde la década de los 50 del siglo pasado, y no únicamente garantizan, comunmente, una pérdida ligera de peso, además aseguran una ligera desintoxicación a través de limpiezas de colon y enemas.

La base de estas “maestras de la limpieza” se halla en enormes cantidades de agua, jugos de limón, jarabe de arce y comestibles muy picantes como la cayena o el chile, que es entre otras cosas, una de las más reconocidos por medio de Beyoncé.

Dietas muy bajas en calorías (VLCDs)

Este sí es un procedimiento de pérdida ligera de peso que se ha testado y comprobado su eficacia, por medio de la supervisión médica que supone.

FUENTE DE DATOS

Sin embargo, hay que decir que la más grande parte de lo que se conoce sobre esta clase de dieta procede de datos suministrados por la gente que las han seguido.

Y como la FDA no regula la comercialización de los suplementos dietéticos, en la práctica se puede vender lo que sea bajo esta rúbrica.

Sin embargo, científicamente sólo se han preciso dos tipos de dietas que demuestran una pérdida real de peso: las dietas muy bajas en calorías y las cirugías de pérdida de peso.
¿FÁRMACOS?

Existe un medicamento, el Orlistat, que pertenece a los inhibidores de las lipasas (enzimas que digieren la grasa).

Actúa evadiendo que algunas de las grasas de los comestibles consumidos se absorban en los intestinos, siendo después eliminadas en las heces (Fuente: medline+)

Es considerable que se tome solo bajo supervisión médica, ya que tiene la posibilidad de tener efectos adversos muy problemas, ademas de ocasionar alguna deficiencia de vitaminas liposolubles (que están en la grasa).

Así que al final, como demuestran los datos, lo que verdaderamente quema la grasa no es un suplemento mágico, sino la terrible reducción de ingesta calórica, con un software simultáneo de ejercicios correcto, aunado a un aspecto de ayuda que aumenta la eficacia de este software.

¿ES LA RÁPIDA PÉRDIDA DE PESO UNA BUENA IDEA?

En general, la más grande parte de los que buscan una pérdida ligera de peso, lo hacen sin asesoramiento, y por su cuenta y peligro, y la mayoria de las veces tienen en cabeza un propósito preciso y rápido: ingresar en el traje para una boda, o quizás la próxima temporada de playa.

Por eso, escuchan las promesas falaces de varios mercaderes de felicidad, cosa que escasas ocasiones surte eficacia.

Sin embargo, esta pérdida rauda de peso puede ser muy dañina si no se practica y supervisa de forma correcta.

Las dietas muy bajas en calorías se piensan una alternativa de pérdida de peso arriesgada para la gente obesas que desean bajar de peso de forma rápida, ya que obligan al cuerpo a ajustarse metabólicamente. Pero estos programas de pérdida de peso, son dietas médicas supervisadas, de numerosas semanas de duración, que de todas formas son caras, son nutrimentalmente equilibradas. Con ellas se puede conseguir una pérdida de peso de entre un 15 y un 25% en unas 12 semanas.

Sin embargo, cuando acaba la dieta, varios regresan a su peso previo, por lo que hay profesionales que recomiendan un software más retardado pero más sostenido.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS?

Una pérdida de peso ligera crea una serie de exigencias en el cuerpo que tienen unos peligros concretos. Veámoslos:

Deshidratación: lo que debe ser evitado ingiriendo bastante líquido.

Desnutrición: es porque no se comen suficientes proteínas y otras vitaminas durante la “dieta milagro”.

Cálculos biliares: se generan en alrededor del 12 – 25% de la gente que pierden enormes cantidades de peso en numerosos meses.

Irritabilidad, fatiga y mareos.

Fuertes dolores de cabeza.

Desequilibrios electrolíticos: esto es más serio y puede ocasionar severos inconvenientes, de todas formas raramente mortales.

Estreñimiento e irregularidades menstruales.

Pérdida de masa muscular y caída de cabello.

Con el tiempo, una pérdida ligera de peso no es duradera y el tiempo invertido, a corto período se pierde. Además, una dieta con escasas proteínas es bastante arriesgada.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *