Estos son 5 trucos muy fáciles para no pesar más después de Navidad

Si has estado a dieta durante todo el años, es posible que en estas fechas lo estropees todo y parezca que nada lo puede evadir.Sin embargo, es viable llevar a cabo las cosas de otra forma, y esto no significa ponerse a régimen hipocalórico en Navidad, pero es verdad que cumpliendo unas reglas más o menos sencillas pero que trabajan a lo mejor logre hallar lo imposible: superar ambas semanas que van del 24 de diciembre al 6 de enero pesando gramo arriba, gramo abajo, lo mismo. Veamos cómo hacerlo.pic (5)
Hidrata tu plato

Es decir intenta comer comestibles ricos en agua, como frutas y vegetales, que te van a ayudar en una doble misión: estar hidratada y sentirte llena o saciada. Los comestibles ricos en agua tienden a ser además ricos en fibra, vitaminas y minerales como el potasio que te van a ayudar a vigilar la hinchazón que generan las comidas ricas en sodio que abundan en estas fechas. Tampoco olvides beber agua en abundancia (de paso beberás menos alcohol) porque cuando el organismo posee sed emite signos semejantes a cuando posee hambre.

No dejes el gimnasio

La tentación es grande pero si tienes unos días libres no dejes de llevar a cabo ejercicio y, si te vas de viaje, anda por lo menos unas horas al día o corre. El ejercicio físico no solo te va a proporcionar ayuda a perder peso sino que va a mejorar tu estado de ánimo y te va a proporcionar ayuda a lidiar con el estrés de todos los compromisos sociales. Unos 30 minutos períodico de caminata enérgica por el campo o por la localidad alcanzan para sostener habilitado el metabolismo.

Controla lo que bebes 

No olvides que las calorías además se beben y más acelerado de lo que se comen. Además cuando bebes bastante más de lo recurrente todas tus inhibiciones y mecanismos de control van a ser más laxos y acabarás saltándote todos los parámetros que te hayas marcado en relación a las comidas. Con dos copas de más te parecerá preciso acabarte tu sola la bandeja de los polvorones.

Sube la proteína de la dieta (y reduce discretamente los carbohidratos) 

Es una regla solo para estos días. Empieza el día con un desayuno cargado de proteínas, entre otras cosas, huevos o yogur griego. Según un estudio de la Universidad de Saint Louis, la gente que desayunan con huevos (no con huevos con bacon) pierden hasta un 65% bastante más de peso que las que desayunan con pan, todavía cuando el número de calorías sea semejante. En las comidas y cenas es preferible que te hinches a comer gambas, salmón, pavo y pularda que pan, dulces, polvorones y turrón.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *