Este es el caballos de troya para el cáncer de mama

El cáncer de mama localizado en el pecho se cura. Pero cuando se difunde al exterior (generalmente al hígado, el cerebro, el pulmón o los huesos), pasa a ser un cáncer de mama adelantado o metastásico, por ahora incurable, de todas formas con tasas de supervivencia siempre superiores.mamaLas mujeres con cáncer de mama metastásico reciben toda clase de tratamientos, la mayoría de las ocasiones una combinación de fármacos. Si una de esas combinaciones trabaja, lo hace en el transcurso de un tiempo más o menos prolongado, hasta que deja de llevar a cabo efecto. “Eso pasa porquelas células tumorales “aprenden” a defenderse y desarrollan resistencia al régimen”, aclara el dr. Antonio González Martín, jefe de Servicio de Oncología Médica del MD Anderson Cancer Center de Madrid.

En una de cada cinco pacientes con cáncer de mama, las células cancerosas tienen una mutación genética que provoca que produzcan un exceso de proteína HER2, que estimula el desarrollo y difusión de la enfermedad. Estos cánceres por lo general son más agresivos que otros tipos de tumores mamarios y son menos sensibles a la terapia hormonal. Las pacientes acostumbran dejar de responder al régimen con trastuzumab, un medicamento biológico que, cuando nació (en 1998), cambió el pronóstico nefasto que tenía esta clase de tumor. “De hecho, ha salvado la vida de millones de mujeres en el planeta”, enseña el dr. González.

Ahora, un nuevo medicamento (T-DM1) viene a salvar a esas pacientes con HER2 positivo metastatizado que por el momento no argumentan a trastuzumab, y lo hace, además, con escasos efectos secundarios, entre otras cosas sin alopecia, algo muy valorado por las pacientes.

Doble efecto

En situación son este nuevo medicamento son dos en uno y trabaja como un caballo de Troya queataca al enemigo desde dentro. La “envoltura” es trastuzumab, un medicamento biológico que se dirige como un misil a las células tumorales y se pega a ellas para inhibir su avance. En su interior, transporta un agente de quimioterapia (DM1), entre 24 y 279 ocasiones más fuerte que la quimioterapia común, pero que solo se libera cuando identifica las células cancerosas y solo en ellas.
El resultado es un régimen más eficiente, porque los dos medicamentos suman sus efectos, y muchísimo más seguro porque, aunque la dosis de quimioterapia es altísima, no interfiere a las células sanas y, por tanto, no produce caída del cabello, náuseas y vómitos, diarrea y otros de los efectos secundarios típicos de la quimioterapia.

“El Ministerio de Sanidad ya ha aprobado la financiación de esta novedosa arma de exactitud para pacientes con cáncer de mama HER2 adelantado que dejaron de responder a trastuzumab”, apuntan los portavoces de Roche, el laboratorio que ha creado tanto el nuevo medicamento como el previo. Los ensayos completados (con un millar de pacientes de todo el mundo) indican que el nuevo fármaco aumenta cerca de medio año la media de supervivencia general en ese tipo de tumor.
“Puede parecer poco tiempo, pero aumentar la suma de adelantos es lo que nos facilita aspirar a cronificar la enfermedad en varios casos. De hecho, un porcentaje de ellas siguen vivas bastante más de dos años luego de iniciado el régimen, y llevando una vida básicamente normal”, apunta el dr. Antonio González Martín.

Ese es la situacion de Elvira. Tres meses luego de que le diagnosticaran un cáncer de mama HER2 positivo, el oncólogo le ha dicho que el tumor se había extendido al hígado. Como su régimen no estaba andando, el especialista le ha propuesto ingresar en un ensayo clínico con el nuevo fármaco, el T-DM1. “Mi máxima prioridad era pasar el más alto de tiempo con mi hijo, de modo que acepté sin dudarlo. Ahora tengo 42 años y llevo bastante más de dos con el régimen. No se me ha caído el pelo y no he tenido náuseas, vómitos ni diarreas. Es verdad que noto cansancio, pero eso no me ha impedido llevar una vida habitual. En el tiempo transcurrido desde que ingresé en el ensayo, he visto crecer a mi hijo, que ya posee siete años, he viajado y tengo una exclusiva pareja”, enseña Elvira.

Más avances

En este momento existen otros “caballos de Troya” en estudio para otros tipos de cáncer de mama metastásicos contra los que están demostrando su eficacia. Inclusive se inspecciona la oportunidad de ingresar una exclusiva arma en el interior de trastuzumab: una molécula que sea capaz de alentar el sistema de defensas del propio organismo para que sea este quien luche contra el cáncer (lo que se conoce como inmunoterapia oncológica).

“La palabra metástasis ha dejado de ser una sentencia mortal para las pacientes que tienen cáncer de mama y esos que sufren otros varios tumores. Estamos aprendiendo a vigilar el desarrollo y difusión de las metástasis, y los adelantos en ese campo son apabullantes”, concluye el doctor Antonio González.

Cronificar la enfermedad

“Con los nuevos adelantos, tenemos la posibilidad de decir que nos encontramos cronificando el cáncer. Entre otras cosas, desde la aparición de trastuzumab, hemos triplicado la supervivencia de las pacientes con cáncer de mama HER 2 positivo. Hoy, los adelantos en oncología molecular nos aceptan entender qué alteraciones genéticas están detrás de cada cáncer y qué tácticas usan las células tumorales para reproducirse. A medida que hayamos ido identificando nuevos causantes, tendremos la posibilidad de hallar la forma de atacar, denegar o impedir el desarrollo del cáncer. En cuanto a la quimioterapia, la usamos siempre menos y mejor, la aplicamos solo en las situaciones en los que está indicada y hay tratamientos que nos aceptan vigilar sus efectos secundarios”, enseña la doctora Lucía González Cortijo, responsable de la Unidad de Cáncer de Mama y Ginecológico del Hospital Universitario Quirón de Madrid.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *